Alcalá de Henares, martes, 18 de junio de 2019

Viñuelas presenta un recetario con lo mejor de la tradición repostera de la ciudad complutense

Valora este artículo
(0 votos)

Las almendras, los penitentes, las torrijas, las rosquillas, la costrada y el hornazo protagonizan una fiesta declarada de Interés Turístico Regional

Viñuelas presenta un recetario con lo mejor de la tradición repostera de la ciudad complutenseLa edil de Turismo de Alcalá de Henares, Marta Viñuelas, ha presentado un recetario de la tradición repostera de la ciudad complutense en Semana Santa, fiesta declarada de interés turístico regional, “una manera muy especial de disfrutar de la única Ciudad Patrimonio de la Humanidad de la Comunidad de Madrid, de la Ciudad de las Artes y las Letras que se presenta con uno de los calendarios más completos y novedosos del panorama turístico-cultural español” ha declarado la edil de Turismo.

Viñuelas ha detallado que “la tradición literaria y universitaria de Alcalá de Henares son testigo de una tradición gastronómica que se remonta al menos hasta el Siglo de Oro”. “En especial – ha explicado la edil de Turismo - la repostería complutense alcanzó fama y carácter en las obras de autores como Francisco de Quevedo, que en su obra “El Buscón”, refiere cómo vendedores ambulantes ofrecían en su “cofín” dulces en la calle Mayor de Alcalá. Una tradición que se vinculó también con el mundo estudiantil, que, desde el siglo XVI, con la fundación universitaria por parte del Cardenal Cisneros, trasformó a Alcalá en un modelo de ciudad dedicada al conocimiento”.

“Una tradición – ha destacado Marta Viñuelas - que se vinculó pronto con la sociedad alcalaína, formando parte de las costumbres populares más arraigadas. Al menos desde el siglo XVIII se tiene constancia de las conocidas como “Almendras de Alcalá”, y así, en los recetarios de la época, se describe cómo se realizaba este exquisito dulce según los recetarios alcalaínos”.

En palabras de la edil de Turismo, “la Semana Santa de Alcalá ha estado vinculada desde siempre a la repostería”. “Una de las tradiciones más arraigadas en la sociedad complutense – ha explicado Viñuelas - no podía ser ajena a la costumbre del buen yantar. La celebración de la Semana Santa en la ciudad se remonta a varios siglos de antigüedad y, en algunos casos, se vincula al mundo estudiantil con cofradías como la del Cristo Universitario de los Doctrinos, que el Jueves Santo saca en procesión a su magnífica talla de Cristo Crucificado, obra renacentista del jesuita Domingo Beltrán. Ocho cofradías procesionan a lo largo de la celebración, resaltando no sólo una tradición llena de espiritualidad y fervor, sino también las más bellas escenografías de la ciudad renacentista y barroca. La belleza y tradición de la Semana Santa alcalaína motivo que la Comunidad de Madrid la declarada en 2004 Fiesta de Interés Turístico Regional”.

“Y formando parte de la Semana Santa complutense – ha explicado Viñuelas - dos dulces se convierten en protagonistas de la gastronomía de esta celebración: las torrijas y los Penitentes. Las primeras, dulce popular y postre familiar elaborado en los hogares alcalaínos desde siempre, también se ofrece recién salido de los obradores de la ciudad. Una exquisita forma de rematar la más suculenta comida cervantina en cualquiera del amplio abanico de restaurantes que ofrece la ciudad. Pero si buscamos singularidad y algo propio, los Penitentes, dulce que imita el capuchón de los cofrades con un interior relleno de variadas y ricas cremas, entre cuyos ingredientes no falta la almendra garrapiñada, nos brindan la oportunidad de una exclusividad que sólo se puede encontrar en Alcalá. Una delicia que se ofrece en las pastelerías de la ciudad únicamente en estas fechas y que, con toda seguridad, nos hará inolvidable nuestra visita a la ciudad natal de Cervantes.”

 

Video Portal Local APP

Portal Local APP
Portal Local APP disponible en App Store
Portal Local APP disponible en Google Play