Imprimir esta página

Consejos para una Navidad saludable

Valora este artículo
(0 votos)

Consejos para una Navidad saludableMantener una dieta equilibrada, limitar la ingesta de dulces y practicar ejercicio, claves para mantenernos saludables.

Las fiestas navideñas son una época propicia para descuidar las pautas de alimentación habituales, lo que puede producir aumento de peso y afectar negativamente a nuestra salud. “Los españoles podemos engordar una media de tres a cinco kilos durante las fiestas de Navidad. Sin embargo, es posible disfrutar un menú navideño rico y variado durante las fiestas, manteniendo el resto de días los hábitos alimentarios y haciendo algo de actividad física para no aumentar peso. La clave no está en comer menos sino, sobre todo, en elegir mejor lo que vamos a comer”, según explica el Dr. Miguel Ángel Escartí, cirujano Bariátrico y Metabólico de HLA.

Para lograr este objetivo y limitar el efecto de los excesos de la Navidad, Rocío Bueno, coordinadora del Área de Nutrición de HLA nos ofrece una serie de consejos muy básicos que “nos ayudarán a mantener una buena salud, conservar nuestro peso y mantener la forma física sin sacrificar los planes familiares en torno a comidas copiosas y no siempre saludables”.

  • Si no haces deporte, al menos muévete. Practicar ejercicio físico es esencial para mantener una buena salud. Si la pereza toca a nuestra puerta, podemos suplir la falta de voluntad caminando a todos los lados. Pasear mientras contemplamos las calles adornadas, además de un placer a la vista, nos ayudará a mantenernos activos. Proponte andar 1 hora o 10.000 pasos cada día. 
  • En navidad también se puede comer saludable. Los menús equilibrados, también en navidad, deben contener vegetales, combinarse con aperitivos ligeros en comidas y cenas y no ser excesivamente abundantes. Además, son preferibles los platos elaborados al horno o a la plancha.
  • Lo natural es sano. Evita los platos precocinados y ultraprocesados, que nunca serán tan saludables como los que podemos cocinar nosotros mismos.
  • El dulce, en su justa medida. No abuses de los dulces como el turrón, los polvorones y los bombones. Si los consumes que sea en pequeñas cantidades y los días señalados. En las etiquetas de los dulces debemos buscar ingredientes de calidad (frutos secos, miel, huevo o cacao) evitando, por norma general, el azúcar, aceites refinados de mala calidad y grasas hidrogenadas.
  • No abuses del alcohol. El alcohol tiene un efecto negativo sobre nuestro organismo y proporciona “calorías vacías” (sin ningún valor nutricional) que colaboran al aumento de peso, por lo que es necesario limitar su ingesta, especialmente si vamos a conducir. El agua con gas o el agua de sabores son alternativas saludables al alcohol.
  • Sobre todo, disfruta. Si tu alimentación habitual es sana y equilibrada y los excesos se realizan sólo en los días señalados, no tienes que preocuparte por tu salud. Además, diferentes estudios científicos han demostrado que el placer y el disfrute de la comida son esenciales en una dieta saludable.

Durante las fiestas navideñas, conscientes de que a nadie le gusta pasar estas fechas en un hospital, los centros del Grupo HLA ofrecerán desde el área de Restauración un especial trato a todos los pacientes que se encuentren ingresados para que, en cierta medida, también puedan disfrutar.

De este modo, en las próximas semanas los turrones y dulces navideños se incorporarán a los menús de los pacientes que no tengan una dieta restringida y se elaborarán menús especiales y pequeños aperitivos para que se sientan como en casa. 

Ejemplos de estos platos serán: salmón al horno con salsa de cítricos y jengibre; tartar de langostinos con mango y aguacate; flan de queso y calabacín con salsa de piquillos; fresas sobre crema mascarpone o la Panna Cotta de turrón, entre muchos otros. Para las dietas más sencillas también elaborarán menús especiales con platos como el salmón a la papillote, el pastel de puré de patatas con escamas de bacalao o el pavo al horno con guarnición de calabacín y pera.

En todos los casos, HLA mantendrá la calidad habitual de sus elaboraciones, respetando las pautas nutricionales para el cuidado de la salud de los pacientes.