Alcalá de Henares, lunes, 21 de agosto de 2017

Un investigador de la UAH participa en una patente que elimina la biopsia en las pruebas de diagnóstico de dos enfermedades del hígado graso

Valora este artículo
(0 votos)

Un investigador de la UAH participa en una patente que elimina la biopsia en las pruebas de diagnóstico de dos enfermedades del hígado grasoEl test ‘Owliver’ ya se utiliza en hospitales públicos y privados.

El investigador de la UAH y catedrático de Enfermería, Antonio Martín Duce, ha participado en una investigación  que permite la supresión de la biopsia hepática para discriminar el diagnóstico entre la esteatohepatitis no alcohólica (hígado graso con inflamación, NASH por sus siglas en inglés) y la esteatosis no alcohólica (hígado graso), evitando así un procedimiento costoso, invasivo y no exento de riesgos.

El test ha sido co-desarrollado por la empresa biotecnológica OWL Metabolomics, el Hospital Clínic de Barcelona y el Centro de Investigación Cooperativa en Biociencias CIC bioGUNE, pero su origen fue la tesis doctoral del catedrático de la UAH, hace ya más de 30 años. Además, Martín-Duce comenzó en 1983 con los primeros trabajos de investigación básica realizados en humanos y ha seguido implicado durante estos años, realizando trabajos de apoyo a la investigación básica y especialmente en la investigación clínica.

Para discriminar entre el hígado normal, hígado con esteatosis o hígado con NASH el test mide los niveles relativos de 28 triglicéridos séricos e incluye el valor del índice de masa corporal del paciente (IMC).

‘Las repercusiones son positivas tanto en lo referente a los gastos hospitalarios como en los beneficios en cuanto a la salud de los pacientes, ya que permite la identificación del paciente con riesgo de progresión a formas más agresivas de hepatopatía, como la cirrosis o el cáncer de hígado; también facilita el control evolutivo de la enfermedad, algo imposible con la biopsia hepática, dados sus riesgos y coste, y favorece una gestión asistencial más eficiente: pacientes que presentan esteatosis o hígado normal pueden ser derivados a Atención Primaria, manteniendo el seguimiento de los pacientes más graves (NASH) por el especialista’, señala el profesor de la UAH.

La repercusión social también es evidente, ya que el hígado graso no alcohólico o esteatosis afecta en torno al 20-30% de la población general, mientras que  la esteatohepatitis no alcohólica se estima que afecta en torno al 5-9%. 

En la fase clínica han colaborado los siguientes hospitales: Hospital Universitario Principe de Asturias; Hospital Clínic Barcelona; Hospital Marqués de Valdecilla; Hospital Virgen de Valme; Hospital Universitario Reina Sofía; Hospital Universitario Virgen de la Victoria; Hospital Universitario 12 de Octubre; Hospital Universitario del Tajo; Hospital Universitario Santa Cristina; Keck Hospital of USC (Los Angeles); Institute Nacionale de la Santé et de la Recherche Médicale (INSERM-Francia).

 

Video Portal Local APP

Portal Local APP
Portal Local APP disponible en App Store
Portal Local APP disponible en Google Play