Imprimir esta página

La última sesión del pleno del Ayuntamiento de Alcalá aprueba una propuesta de ARMHADH

Valora este artículo
(0 votos)

La última sesión del pleno del Ayuntamiento de Alcalá aprueba una propuesta de ARMHADHLa Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica de Alcalá de Henares pedía la instalación de un memorial para recordar las víctimas fusiladas por el franquismo.

Reproducimos nota de prensa remitida por la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica de Alcalá de Henares (ARMHADH).

El Ayuntamiento de Alcalá de Henares, en la última sesión del Pleno de la legislatura celebrado el martes 19 de marzo, ha aprobado la instalación de un memorial que recuerde a las víctimas fusiladas por el franquismo en las tapias del Cementerio Viejo.

La propuesta ha sido realizada por la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica de Alcalá de Henares (ARMHADH). Tras la lectura de la petición por parte de Asunción Muñoz, en nombre de la asociación, finalmente ha sido aprobada con los votos a favor del equipo de Gobierno complutense (PSOE, Somos Alcalá, Izquierda Unida), PP y España 2000 han votado en contra y Ciudadanos se ha abstenido.

Este memorial se unirá así al que se inauguró hace un año en la ‘Playa de los Alemanes’, en el entorno de El Val, el otro enclave de la ciudad en donde, tras el final de la guerra, fue testigo de la represión de la dictadura franquista.

Los testimonios orales de la ciudad ya señalaban desde hace décadas las tapias del Cementerio de Alcalá como lugar donde decenas de presos fueron fusilados tras juicios sumarísimos sin posibilidad alguna de defensa. Algunas investigaciones parciales ya documentaban los asesinatos ocurridos en ese lugar, pero la mayor aportación documental en ese lugar la ha realizado la ARMHADH al entregar a los servicios técnicos del Ayuntamiento un listado de 12 personas en cuyos certificados de defunción se especifica la tapia del cementerio como el lugar del fallecimiento. Todo lo dicho prueba de forma incontestable que este sitio fue lugar de muerte de las víctimas de la dictadura, aunque no podemos cifrar el número exacto de los que allí cayeron.

Una gran parte de allí fusilados fueron enterrados en el Cementerio Viejo en tumbas de caridad, en una serie de fosas dispuestas a lo largo de la tapia Este y de la antigua tapia Norte. La actual denominación de estas últimas son las de ‘Cuartel Guerra Civil’ y ‘Cuartel Caridad’, donde fueron enterrados 169 víctimas de la represión, el 60% de los que tenemos constancia documental. Así consta en los libros de registro del cementerio municipal viejo, en los registros del mismo cementerio conservados en el Archivo Histórico Municipal y en los libros del Registro Civil. 

Con este memorial se recordará la memoria de los que allí murieron, y en especial de aquellos que defendieron hasta el final la legalidad de una democracia que terminó con un levantamiento militar y una cruenta dictadura.

El siguiente paso es, según se ha explicado también a los representantes municipales, la dignificación de las zonas de enterramientos. Fosas y tumbas que actualmente están totalmente olvidadas en una zona que debería pavimentarse y señalizarse correctamente, no solo para recordar los que allí perecieron y fueron enterrados, sino también como recordatorio para todos los vecinos de lo que allí ocurrió.