Alcalá de Henares, martes, 19 de septiembre de 2017

La Residencia Universitaria Lope de Vega abre sus puertas Destacado

Valora este artículo
(0 votos)

La nueva residencia de la Universidad de Alcalá, lo tiene todo a punto para acoger a los estudiantes universitarios que llegarán este fin de semana para empezar sus clases el próximo día 11.

Comienza el curso, las universidades y alojamientos para estudiantes se preparan para recibir a miles de jóvenes que arrancan el curso escolar y, este año, como respuesta a la demanda de un alojamiento de calidad, abre sus puertas Lope de Vega, la única residencia universitaria situada en pleno corazón de Alcalá de Henares y con capacidad para casi 500 estudiantes.

El edificio fue inaugurado el viernes 1 de septiembre, como parte del plan de expansión del grupo Nexo Residencias, que ha hecho un trabajo de construcción y restauración sobre el antiguo cuartel de Lepanto, un inmueble que, como parte del casco histórico de la ciudad de Alcalá de Henares y junto con la Universidad, fue declarado en 1998 ‘Patrimonio de la Humanidad’ por la Unesco.

Con capacidad para 468 estudiantes que ya empiezan a ocupar estas nuevas instalaciones, Lope de Vega sigue acogiendo a la que ha sido su primera residente: una cigüeña que desde hacía varios años tenía allí su nido.  

Como el resto de alojamientos de Nexo Residencias, Lope de Vega tiene un concepto de todo incluido, pensado para la comodidad de los estudiantes y sus familias. Incorpora los últimos avances tecnológicos entre los que destacan su red wifi de alta velocidad o el acceso por llave electrónica.

En palabras de Fernando Galván, rector de la UAH, ‘para la Universidad de Alcalá la apertura en 2017 de la nueva Residencia de Estudiantes Lope de Vega, en pleno centro de la ciudad, es un acontecimiento de singular importancia. Por un lado, porque significa que varios cientos de estudiantes podrán residir en el mismo centro de Alcalá de Henares en unas instalaciones modernas y diseñadas para facilitarles el estudio y la convivencia universitaria. Estarán pared con pared con el gran Centro de Recursos para el Aprendizaje y la Investigación (CRAI) de la Universidad, una moderna biblioteca con una capacidad para 1.200 estudiantes, cientos de miles de libros, y con recursos tecnológicos de última generación, así como con una accesibilidad universal durante 24 horas cada uno de los 365 días del año. Además, la Residencia Lope de Vega está a muy pocos minutos a pie (entre 2 y 6 minutos) de las Facultades de Filosofía y Letras, Derecho, Ciencias Económicas, Empresariales y Turismo, así como de la Escuela de Arquitectura, en un entorno arquitectónico y artístico privilegiado, declarado por la UNESCO Patrimonio Mundial en 1998. Por otro lado, porque esta Residencia viene a sumarse a una oferta amplia de plazas de alojamiento para estudiantes de la Universidad de Alcalá, lo que facilitará mucho su internacionalización.  La Universidad recibe cada año alrededor de 6.000 estudiantes de más de un centenar de países, y aunque muchos se alojan con familias y en pisos en la propia ciudad, así como en las otras residencias disponibles en el campus universitario, esta nueva oferta de la Residencia Lope de Vega, para medio millar de estudiantes, será sin duda un factor añadido de atractivo e interés para estudiar en la Universidad de Alcalá’.

Además de tener un diseño vanguardista, Lope de Vega está integrado en el carácter histórico del edificio y su entorno, ya que se han respetado los restos arqueológicos y los azulejos cartujanos originales, que pueden verse en la recepción de la residencia y las diferentes musealizaciones del edificio. La monitorización y supervisión de la rehabilitación y acondicionamiento del edificio han corrido a cargo de los técnicos del Ayuntamiento de Alcalá de Henares y la Dirección de Patrimonio de la Comunidad de Madrid bajo la coordinación de los técnicos de la Universidad de Alcalá y Nexo Residencias. 

El énfasis en generar un ambiente cultural, en el que se fomente el desarrollo de sus residentes, es otro de los aspectos claves de esta residencia. Además, como parte de la filosofía de Nexo Residencias, Lope de Vega, pondrá en marcha actividades relacionadas con el deporte, la solidaridad y el cuidado del planeta.  

En este sentido, desde el comienzo del proyecto, se han integrado medidas de carácter sostenible y ecofriendly en la residencia, como el aprovechamiento del calor desprendido por las máquinas de climatización para calentar el agua de las duchas de cada una de las habitaciones, la colocación de ventanas con rotura de puente térmico, o la utilización de luces LED de bajo consumo para la iluminación de las instalaciones. “En Nexo Residencias tenemos como uno de nuestros pilares base el cuidado del planeta, por ello buscamos constantemente soluciones sostenibles con el medio ambiente. No sólo se trata de una cuestión de RSC si no también un ejercicio con el que demostrar y educar a nuestros residentes en una conciencia plena de que nuestra actividad deja huella sobre el planeta y queremos que ésta sea lo más positiva posible”, comenta Christopher Holloway, Director General.

La protección del medio ambiente también es una de las líneas estratégicas de la Universidad de Alcalá, que año tras año ocupa los primeros puestos entre las universidades más sostenibles del mundo, según el índice internacional GreenMetric.   

Todas estas medidas han hecho que la residencia obtenga el certificado energético B, uno de los más eficientes, a lo que se añadirá la posibilidad de formar parte de los planes de instalación de energía geotérmica (una fuente de energía limpia que consiste en aprovechar el calor que desprende la tierra para calentar el agua de consumo). Por otro lado, la céntrica ubicación de la Residencia contribuirá sin duda a revitalizar el centro de la ciudad, al igual que lo ha hecho el CRAI de la Universidad de Alcalá, situado también en la Plaza de San Diego.  

 

Video Portal Local APP

Portal Local APP
Portal Local APP disponible en App Store
Portal Local APP disponible en Google Play