Imprimir esta página

El PP acusa al gobierno municipal de presentar información sesgada para subir los impuestos Destacado

Valora este artículo
(0 votos)

En una nota de prensa, aseguran que han realizado "una torticera interpretación" de los datos financieros y que gracias a su gestión las cosas comenzaron a mejorar.

Reproducimos nota de prensa remitida por el Grupo Municipal del Partido Popular en el Ayuntamiento de Alcalá de Henares.

El tripartito PSOE+Somos+IU que gobierna en Alcalá de Henares retuerce los datos de un informe sobre la situación económica-financiera del Ayuntamiento para usarlos como cortina de humo y eludir su responsabilidad. “Tenemos la sensación de que se ponen la venda antes de la herida, es decir, están pintando un panorama casi apocalíptico para echar la culpa a otros cuando suban los impuestos”, dice Javier Bello, presidente del PP y portavoz popular en el consistorio complutense. 

Están paralizados y retrasan cualquier toma de decisiones echando la pelota al tejado de los demás, bien sean gobierno anteriores, bien otras administraciones como el Ministerio de Hacienda. “Quisieron el gobierno a toda costa –recuerda Javier Bello- así que ahora deben asumir las obligaciones que conlleva y dejar de paralizar la gestión. Su incapacidad agrava una situación que, como ellos mismos reconocen, estaba empezando a reconducirse”

Los datos del Análisis de la Situación Económica Financiera se basan en datos conocidos y manejados por los servicios técnicos del Ayuntamiento, y también por la corporación, como la Cuenta General recientemente aprobada, los sucesivos presupuestos, etc. Por eso, “nos preocupa que parezcan tan ‘sorprendidos’, sobre todo el alcalde y el concejal de Hacienda, que llevan años sentándose en el Salón de Plenos”, señala el portavoz popular.

El tripartito ha realizado una torticera interpretación del “Análisis de la Situación Económico Financiera”, que no es la auditoría tantas veces anunciada. 

Por ejemplo, en lo relativo al plazo medio de pago a proveedores, que el gobierno de Javier Bello llegó a reducir a 180 a 72 días; el informe habla de un plazo medio de 115 días para abonar facturas a proveedores, que corresponde ya al mandato del socialista Javier Rodríguez: como bien dice el propio informe difundido por el tripartito, al último trimestre analizado, es decir, julio-agosto-septiembre de 2015.

Se les olvida reseñar a los que en las medidas de ahorro desarrolladas por el gobierno municipal del PP presidido por Javier Bello lograron reducir la deuda del Ayuntamiento de Alcalá en 27,5 millones de euros en 2014, dato del Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas.

Aplicar medidas para recortar la deuda municipal sin dejar de prestar servicios públicos y manteniendo la estabilidad de la plantilla fueron objetivos prioritarios para último gobierno del PP. Así, además de acogerse a los planes de refinanciación planteados por el Gobierno de España, se adoptaron decisiones que lograron reducir deuda y gastos corrientes.

Con la creación, a finales de 2012, de la unidad EFyCO (Eficiencia y Costes) se ahorraron en torno a 50 millones de euros gracias a la renegociación de los principales contratos de servicios (reducción de 2,4 millones al año), la reducción de la estructura de gobierno y la supresión de tenencias de alcaldía y cargos directivos y de libre designación (ahorro de 2,3 millones de euros/año) o, por ejemplo, la reducción de alquileres (260.000 euros menos al año). Solo con la compra centralizada de papel y material de oficina (papel, consumibles de impresoras, etc.), el ahorro obtenido por el gobierno del PP ascendía a 200.000 euros anuales.

“Por tanto, estábamos en el camino correcto”, señala Javier Bello, tal y como además han reconocido los propios integrantes del tripartito en su comparecencia ante los medios para presentar un informe que el gobierno no ha remitido a la oposición.