Alcalá de Henares, miércoles, 18 de septiembre de 2019

Más del 50% de los autónomos españoles abandonan su actividad a los tres años

Valora este artículo
(0 votos)

Más del 50% de los autónomos españoles abandonan su actividad a los tres añosEl 60% lo hace a los cinco, según una investigación de la UAH. El estudio ha obtenido el Premio Internacional Reina María Cristina en la categoría de economía.

El proyecto ganador se titula ‘El fracaso de la actividad empresarial por cuenta propia. Factores regionales, macroeconómicos e institucionales’ y forma parte de la tesis doctoral del profesor asociado Francisco del Olmo, dirigida por el profesor Fernando Crecente, ambos del departamento de Economía y Dirección de Empresas de la UAH.

Ser un trabajador autónomo en España sigue siendo una actividad con mucho riesgo y más sinsabores. Así se desprende de este estudio, que indaga en el perfil socioeconómico de este colectivo, destacando que la mayoría mantiene una forma jurídica de persona física (no sociedad mercantil), más del 70% se dedican al sector de los servicios y gran parte tienen edades comprendidas entre los 40 y 59 años.

En este trabajo se analiza el fracaso empresarial del colectivo y los resultados de la investigación no son nada satisfactorios: en torno al 60% de los empresarios autónomos españoles que ponen en marcha su negocio no sobreviven cinco años después.

Hay diferencias por Comunidades Autónomas: la mayor tasa de fracaso se observa en Navarra, Castilla la Mancha, Andalucía, Baleares y Canarias, así como en las dos ciudades autónomas, Ceuta y Melilla, con tasas de aproximadamente el 50% de fracaso. En el resto de las regiones, las tasas superan igualmente el 40%, aunque destacan el País Vaco y La Rioja como las regiones con menor tasa de fracaso a tres años. ‘Las condiciones macroeconómicas e institucionales que caracterizan a las regiones españolas influyen en la probabilidad de fracasar de los empresarios autónomos. Entre los condicionantes macroeconómicos podemos destacar el crecimiento económico, la tasa de desempleo, los niveles de deuda pública autonómica, la evolución de crédito bancario en la región o la evolución de la presión fiscal. En lo que respecta a los condicionantes institucionales, destacamos la influencia de la carga regulatoria que soportan los empresarios y la ineficiencia en la tramitación de los asuntos de los juzgados de lo mercantil de cada comunidad. Consideramos que estos resultados pueden arrojar luz en el debate público y ayudar a las autoridades a mejorar el marco en el que las empresas desarrollan su actividad’, señala el investigador.

En la actualidad España cuenta con aproximadamente dos millones (1.986.214) de autónomos que dirigen un proyecto empresarial, de los que 439.660 tienen asalariados a su cargo. Así pues, más de la mitad de las empresas constituidas en España a día de hoy están formadas por autónomos que no tienen empleados, lo que refleja la gran importancia de este colectivo en la estructura empresarial de nuestro país.

Por sectores, el 73% de los autónomos se dedican al sector servicios y es justo en este sector donde se produce también la mayor propensión al fracaso. ‘La fuerte competencia en los servicios derivada de las nuevas tecnologías y de los cambios en los hábitos de los consumidores son dos factores muy influyentes en el fracaso de los emprendedores autónomos. No obstante, aunque cuentan con mayor flexibilidad a la hora de adaptarse a los cambios, también disponen de menor fortaleza económico-financiera para hacerlo si se compara con empresas de mayor tamaño’, agregan los investigadores.

Los factores que influyen en este fenómeno son múltiples y de diferente naturaleza, puesto que dependen del propio proyecto, de la gestión del emprendedor y de los condicionantes del entorno. ‘Desde el punto de vista del entorno económico, las regiones con mayor fracaso se ven influenciadas, en general, por factores como menores tasas de crecimiento económico o de crecimiento del crédito bancario, mayor tasa de desempleo, mayor deuda pública o mayor crecimiento de la presión fiscal’.

Asimismo, desde el punto de vista del entorno institucional, la menor eficiencia de los tribunales de lo mercantil o la mayor carga regulatoria de la CCAA influyen en la propensión a fracasar de los autónomos.

Esta investigación sigue en marcha y el paso siguiente será abordar la situación de los autónomos en los países de la zona euro.

 

Video Portal Local APP

Portal Local APP
Portal Local APP disponible en App Store
Portal Local APP disponible en Google Play