Alcalá de Henares, lunes, 21 de agosto de 2017

Patio de Santo Tomás de Villanueva

Valora este artículo
(0 votos)

Trasponiendo la fachada de la Universidad, nos encontramos con el antiguo Patio Mayor de Escuelas que, posteriormente, pasaría a denominarse de Santo Tomás de Villanueva en honor al santo manchego, ex colegial de San Ildefonso.

La primitiva construcción databa de la época del cardenal Cisneros y fue realizada, por razones prácticas, en ladrillo.

Posteriormente, debido al estado de deterioro en que se encontraba la obra originaria, sería construido el actual patio.

Tras un primer proyecto a cargo de Juan García de Atienza, éste se encargó al arquitecto real Juan Gómez de Mora, autor en Madrid de las trazas de la Plaza Mayor y del Ayuntamiento, y en Alcalá de Henares del Monasterio de las Bernardas y del Colegio de Málaga.

Las obras, que fueron lentas y trabajosas debido sobretodo a motivos económicos, se comenzaron en el año 1617 y no se terminarían hasta 1662. A lo largo de todos estos años se sucedieron varios constructores; Pedro Mejía, Francisco de Malagón, José Ocaña y Diego de Malagón. Finalmente, la obra sería rematada por José Sopeña.

El patio consta de cuatro costados con tres pisos de galerías superpuestas. Los dos inferiores de arcos de medio punto entre columnas dóricas sobre plintos y el superior de arcos carpanales entre columnas jónicas.

Sobre ellos, corre un friso donde aparecen unas letras que hacen referencia a José Sopeña, el jefe de obras que lo finalizó.

Todo el conjunto está rematado por un balaustre. En el centro de cada uno de sus tramos, hay sendos relieves, obra de Francisco de la Dehesa, en que aparecen representados Cisneros y su blasón y Santo Tomás de Villanueva y el escudo del colegio.

En las bases de los pináculos de este balaustre aparecen sendas letras que, unidas, completan la frase EN LUTEAM ALIM, MARMOREAM NUNC ("en otro tiempo en arcilla, ahora de mármol"). Con esta sentencia se hace referencia a la predicción que hizo en su momento el Cardenal Cisneros. Cuenta la tradición que en 1513, estando de visita en Alcalá, el rey Fernando el católico se sorprendió de lo modesto de la construcción de la instalaciones de la universidad que eran de ladrillo y madera. Interrogado sobre esta circunstancia por el rey, el cardenal Cisneros le contestó; "Otros harán en piedra y mármol lo que yo construyo en barro".

En el centro del patio encontramos un elegante pozo, que en otro tiempo, se dice, estuvo cubierto por un templete barroco y que, posteriormente, sirvió de peana a la estatua de Cisneros, hoy en la plaza San Diego. Su brocal está adornado por parejas de cisnes, los heráldicos de Cisneros, enfrentados.

A este patio se abrían las aulas de Arte, Teología, Medicina, Derecho Canónico, Gramática y Lenguas.

Durante unas obras que realizaron en 1996 apareció, en el primer descansillo de la escalera situada al fondo a la izquierda, el hueco original de lo que parece que fue una puerta de comunicación con el vecino colegio de San Pedro y San Pablo. En este hueco se ha colocado una antigua puerta de madera de lazo de estilo mudéjar.


Imprimir
 

Video Portal Local APP

Portal Local APP
Portal Local APP disponible en App Store
Portal Local APP disponible en Google Play