Alcalá de Henares, domingo, 19 de noviembre de 2017

Casa Natal de Cervantes

Valora este artículo
(1 Voto)

Miguel de Cervantes Saavedra nace en Alcalá de Henares el 29 de septiembre, día de San Miguel, de 1547, siendo el cuarto de los siete hijos de don Rodrigo de Cervantes y Leonor de Cortinas.

La concreta ubicación de la casa natal de Cervantes se debe al investigador don Luis Astrana Marín que, en 1948, desveló el misterio en su obra "Vida ejemplar y heroica de Miguel de Cervantes". Dicha casa era propiedad, en los tiempos de Cervantes, de su tía María y en ella viviría hasta 1551, año en el que se traslada a Valladolid.
El Ayuntamiento de Alcalá, en 1953, compra la vivienda para convertirla en la Casa de Cervantes y Biblioteca y Museo Cervantino.
En 1954, se cede al Ministerio de Educación, que va a ser el encargado de llevar a cabo las obras de restauración, que fueron dirigidas por el arquitecto don José Manuel González Valcárcel. Éstas consistieron en la reconstrucción casi total del interior de la vivienda y la edificación de una nueva fachada que diera a la calle Mayor, y se finalizaron el año 1956.

Desde 1985 depende de la Consejería de Cultura y Deportes de la Comunidad de Madrid.
La vivienda responde a los cánones de la casa tradicional española de la zona de Toledo. Para el exterior se utilizó piedra caliza y mampostería de ladrillo. El interior se estructura en torno a un patio cuadrangular.
Consta de dos plantas.
En lo que fue la auténtica fachada de la casa, en la calle de la Imagen, se abre la portada original, desde la que se accede al zaguán. Frente a éste se encuentra el tiro de escaleras que dan acceso a la segunda planta. Las actuales columnas del patio no son las primitivas. En la reforma los pilares de madera fueron sustituidos por columnas de piedra que procedían del Palacio Arzobispal.
En las salas del museo se ha pretendido recrear, lo más fielmente posible, la vida en una casa de la época en la que nació Cervantes. Para conseguirlo, se ha adornado con muebles y objetos artísticos, procedentes de donación o compra, que datan de los siglos XVI al XIX. Destaca la soberbia colección de escritorios o bargueños y la de braseros. También llama la atención el conjunto de cerámica popular de Manises y Talavera de la Reina y el de tallas y pinturas, algunas cedidas por el Museo del Prado.
Las Salas que podemos encontrar son:

  • La Sala Despacho del Padre, en la que podremos ver utensilios médicos propios de la época.
  • La Sala de Aparato, donde se recibían las visitas por lo que en ella se encuentran los muebles más ricos.
  • La Sala del Estrado de las Damas, donde las señoras se recogían para recibir visitas.
  • La Cocina con chimenea y provista de la vajilla y utensilios de la época.
  • El Comedor con una gran mesa y una hermosa colección de cerámica.
  • Los Dormitorios con sus correspondientes camas con dosel y el ajuar doméstico típico.

El museo cuenta, además, con una espléndida colección de obras de Cervantes en idiomas extranjeros. Destaca una segunda edición de la primera parte del Quijote editada en Lisboa en 1605.
Por último señalar que, gracias a la compra por la Comunidad Autónoma de Madrid de la casa de la calle de la Imagen, que se encuentra junto al museo, éste ha visto incrementado su espacio expositivo con nuevas salas donde se podrán realizar exposiciones de carácter temporal o colocar parte de su rica colección bibliográfica. Las obras de adaptación del nuevo edificio y del museo han sido realizadas, durante 1998, por los arquitectos Juan José Echeverría y Enrique de Teresa.


Imprimir

 

 

Video Portal Local APP

Portal Local APP
Portal Local APP disponible en App Store
Portal Local APP disponible en Google Play