Alcalá de Henares, martes, 19 de septiembre de 2017

Iglesia de Santa María la Mayor

Valora este artículo
(1 Voto)

La Iglesia de la Compañía, hoy de Santa María la Mayor, fue construida entre los años 1602 y 1625, al trasladarse a la calle de los Libreros el Colegio Máximo de los jesuitas, al que está adosado.

Realmente, los primeros trabajos se empezaron en el año 1567 y se encargaron al jesuita Bartolomé de Bustamante. Sin embargo, la falta de dinero hizo que las obras se parasen cuando sólo se había comenzado la cimentación.

Ya en 1602, los trabajos se reanudarán con el mecenazgo de María de Mendoza. Se atribuye la obra al maestro Francisco de Mora que podría, simplemente, haber revisado el proyecto de Bartolomé de Bustamente.

La fachada, que se cree fue realizada por Juan Gómez de Mora, sobrino de Francisco de Mora, está inspirada en la Iglesia de San Giacomo degli Incurabili, de Roma.

Construida en piedra berroqueña, su primera planta está dividida en tres calles verticales separadas por dobles columnas corintias sobre plintos y delimitadas por dos más sencillas.

En los intercolumnios de las primeras hay dos grandes estatuas, dentro de hornacinas, de San Pedro y San Pablo que se han atribuido a Manuel Pereira. Sobre las puertas de las calles laterales hay dos grandes blasones con las armas de los Mendoza. En los intercolumnios del cuerpo superior, coronado por un frontón triangular y flanqueado por pináculos piramidales, hay otras dos estatuas de San Ignacio de Loyola y San Francisco Javier.

El interior, de una sola y amplia nave, cuenta con capillas en hornacina y alzado dórico arquitrabado y una cúpula, no trasdosada y con tejado a cuatro aguas, con linterna sobre pechinas.

El retablo mayor, muy restaurado tras la Guerra Civil, fue obra del jesuita Hermano Bautista y se realizó entre 1618 y 1630.

A ambos lados de la capilla mayor se abren las sacristías.

Encima de las capillas laterales encontramos unas tribunas que fueron de hierro hasta que, en el siglo XVIII, se sustituyeron por las actuales compuestas de balaustre que imitan la piedra.

Destaca, también, la capilla de las Sagradas Formas, realizada a finales del siglo XVII, y sobretodo su cúpula sobre tambor decorada por Juan Vicente de la Ribera. En 1786, Pedro de los Ríos fabricó las vidrieras de las ventanas.


Imprimir

 

 

Video Portal Local APP

Portal Local APP
Portal Local APP disponible en App Store
Portal Local APP disponible en Google Play