Alcalá de Henares, lunes, 27 de marzo de 2017

Convento de Santa María Egipciaca

Valora este artículo
(0 votos)

El Colegio de Franciscanos Capuchinos de Santa María Egipciaca fue fundado en el año 1612.

La obra se empezó a realizar, ese mismo año, en una finca situada a las afueras de la ciudad. A causa de lo poco propicio de aquel lugar, los frailes se trasladan en 1657, con la ayuda económica de fray Manuel de Vitoria, a unas casas situadas en la calle Santiago. Será allí donde, en 1659, y bajo el mecenazgo de don Vicente López, construirán su definitivo convento.

El edificio se atribuye a don Pedro de Aguilar, que sería el maestro que diseñó el edificio y dirigió la obra que finalizaría en 1663.

La austera fachada de la iglesia está realizada en ladrillo y en ella destaca un relieve en el que están representados San Zósimo dando la comunión a Santa María Egipciaca. Sobre la hornacina, en cuyo interior está el relieve, podemos ver una ventana rectangular de reducido tamaño con una vistosa vidriera.

La nave, a la que se accede desde una puerta lateral, es de planta rectangular con una sola nave, dividida en dos por un arco toral que separa la nave de la capilla mayor. La primera parte está cubierta con una bóveda de cañón con lunetos, y la segunda, por su parte, por una bóveda de aristas. A ambos lados de la nave hay capillas en hornacina. En la actualidad es el salón de un restaurante.

El claustro, al este de la iglesia, se construyó alrededor de un patio. Éste teine arcos de medio punto sobre pilares, en la planta baja, y simplemente ventanas, en el segundo piso.

El Convento se cerró con la Desamortización y durante muchos años estuvo abandonado. En la actualidad la iglesia y el lado adosado a ella ha sido restaurado y está ocupado por el ya mencionado restaurante. Las dos terceras partes restantes del edificio no están en uso.


Imprimir

 

 

Video Portal Local APP

Portal Local APP
Portal Local APP disponible en App Store
Portal Local APP disponible en Google Play