Alcalá de Henares, jueves, 19 de enero de 2017

Convento de las Carmelitas de "Afuera"

Valora este artículo
(1 Voto)

Fundado en 1591 por los Condes de Castelar, debe su nombre, este Convento carmelita, a su situación "fuera" de la Puerta de Aguadores.

El edificio se atribuye a Fray Alberto de la Madre de Dios. Su iglesia corresponde al "tipo carmelitano", que fue creado y desarrollado por Francisco de Mora siguiendo las directrices de Santa Teresa de Jesús, y cuyo primer ejemplo es la iglesia del convento abulense de San José.

Tiene una fachada, a los pies, de dos cuerpos rematados por un frontón triangular en cuyo centro encontramos el escudo carmelita rodeado de una orla circular.

La portada, bastante severa, es de arco de medio punto entre pilastras, que sostienen un friso con triglifo. Encima de éste, se sitúa una hornacina, en cuyo interior hay una imagen de la Virgen con el Niño en brazos. Esta escultura, de claro valor expresivo, destaca por la definición de sus perfiles y por el equilibrio en su composición.

El segundo cuerpo está centrado por un hueco adintelado y flanqueado, a cada lado, por dos hermosos blasones de los fundadores.

Completa la plaza donde se haya ubicado el convento, la estatua de San Ignacio de Loyola, levantada en 1951 por dos ejercitantes madrileños. La razón de esta estatua es que justamente enfrente se construyó el primer Colegio Máximo fundado por este personaje.

El interior del templo es de una sola nave con cúpula encamonada y los brazos del crucero poco desarrollados. A ambos lados del presbiterio, están los sepulcros de los marqueses fundadores.

El retablo, de la escuela madrileña de la primera mitad del S. XVIII, conserva su decoración original y la imagen central. Las laterales son obra moderna.

El convento, además de un sencillo claustro, atesora una colección de obras de arte: un busto de la Dolorosa y otro de Santa Teresa de la Escuela de Pedro de Mena, una "Inmaculada Concepción" que se atribuye a Gregorio Fernández y un lienzo de Alonso del Arco en el que se refleja el "Éxtasis de Santa Teresa".

Además, también se guardan varias reliquias de Santa Teresa de Ávila, como su báculo, forrado en plata, el crucifijo particular de la santa y catorce cartas autógrafas.


Imprimir

 

 

Video Portal Local APP

Portal Local APP
Portal Local APP disponible en App Store
Portal Local APP disponible en Google Play