Alcalá de Henares, lunes, 10 de diciembre de 2018

Colegio Máximo de la Compañía de Jesús

Valora este artículo
(1 Voto)

El Colegio Máximo de la Compañía de Jesús, denominado así por considerarse el primero en España de dicha congragación, fue fundado por don Francisco de Villanueva, ex colegial de Alcalá de Henares, siguiendo órdenes de san Ignacio de Loyola, en 1546.

El ex colegial complutense contó para su construcción con la ayuda económica de doña Leonor de Mascareñas, aya de Felipe II, y de doña María y doña Juana de Austria.

Destinado a albergar a 60 colegiales, cifra más alta de lo normal para aquella época, posteriormente, en 1602, fue trasladado a su emplazamiento actual.

Destaca del edificio, de tres pisos, el gran tamaño de su fábrica que no pasa desapercibida a pesar, incluso, de estar pegada a la no menos espectacular Iglesia de santa María La Mayor.

La grandiosa fachada, tanto por su altura como por su longitud, está realzada por las muy numerosas rejas que cierran sus ventanales. La fachada que actualmente podemos ver fue construida por Melchor de Bueras entre 1660 y 1690. Éste remodeló y amplió la no tan ambiciosa obra anterior.

Destaca su esbelta portada barroca rematada por un balcón. En el lado contrario al de la puerta principal, se dobla el edificio en chaflán siguiendo el antiguo trazado de la muralla. Es en esta esquina donde antiguamente estaba la "Puerta de Guadalajara", también llamada "de los Mártires" por haber entrado por ella a la ciudad las reliquias de los Santos Niños cuando retornaron desde Huesca en 1568.

Tras la expulsión de los jesuitas, ordenada por Carlos III en 1767, el edificio sería ocupado por la Universidad. Para este nuevo uso fue preciso realizar una importante remodelación que se encargó al arquitecto Ventura Rodríguez. Éste dividió el colegio en dos partes, vendiéndose una de ellas. Además, construyó un nuevo patio y ordenó la realización de una magnífica escalera imperial. Las obras finalizaron en 1782.

Poco duró aquí la Universidad, ya que en el año 1797 es trasladada a su antiguo edificio, destinándose a cuartel el colegio de la Compañía.

En 1827, gracias a Fernando VII, vuelven los jesuitas, permaneciendo en su antigua casa hasta su nueva expulsión en 1835.

A partir de ese momento fue utilizado como cuartel de paracaidistas (conocido como cuartel de Mendigorría) y desde el año 1992, tras una profunda restauración y adecuación de su interior que ha durado dos años, forma parte de la Facultad de Derecho de Alcalá de Henares.


Imprimir

 

 

Video Portal Local APP

Portal Local APP
Portal Local APP disponible en App Store
Portal Local APP disponible en Google Play